¿Cómo saber si lo que sientes es amor o apego?

Todas conocemos a alguien que va por la vida saltando de relación en relación y viendo a su príncipe azul o al amor de su vida en cada hombre con el que se encuentra, generalmente este tipo de personas dirán que están muy enamoradas de su pareja y que al fin han encontrado al amor de su vida en cada relación, aunque por dentro sepan que la relación no funciona bien y no estén del todo plenas. Sin embargo, permanecen ahí, por apego o necesidad, no por amor.

Es bien sabido que no existe una relación perfecta, que no tenga conflictos y no atraviese por etapas difíciles, de eso se trata el amor, de trascender las dificultades y es un sentimiento se construye todos los día, el problema comienza cuando el amor se convierte en una necesidad de tener a la otra persona. Es entonces cuando el amor pierde su libertad y esencia y deja de disfrutarse, porque se generan sentimientos de posesión y miedo de perder a la otra persona, ya que se tiene una gran necesidad de que la otra persona corresponda a nuestro “amor”.

El apego es una emoción que nace del miedo a la soledad y de la necesidad de cariño, y generalmente va acompañado de sentimientos como miedo, ansiedad, irritabilidad y necesidad de estar con la otra persona.

Mientras que el amor está arraigado a emociones profundas como la pasión, la dulzura, la admiración por el otro, etc; el amor se caracteriza por querer lo mejor para el otro, ser feliz por sus logros, sus resultados positivos, y querer que crezca. Nunca se va desear retener a la persona amada si eso no la hace feliz.

Agregar un comentario