A veces lo que una persona necesita…

A veces lo que una persona necesita no es una mente brillante que le hable, si no un corazón paciente que le escuche.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *