Es mucho más fácil llegar a odiar a ALQUIEN

a quien antes has amado, que a alguien por quien nunca has sentido nada en absoluto.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *